Religión

 

Las administraciones educativas garantizarán que, al inicio del curso, los padres o tutores de los alumnos y las alumnas puedan manifestar su voluntad de que éstos reciban o no reciban enseñanzas de religión.

 

El Centro dispondrá las medidas organizativas necesarias para que los alumnos y las alumnas cuyos padres o tutores no hayan optado por que cursen enseñanzas de religión reciban la debida atención educativa, a fin de que la elección de una u otra opción no suponga discriminación alguna. Dicha atención, en ningún caso, comportará el aprendizaje de contenidos curriculares asociados al conocimiento del hecho religioso ni a cualquier área de la etapa.

 

La evaluación de la enseñanza de la religión católica se realizará en los mismos términos y con los mismos efectos que la de las otras áreas de la Educación primaria.

 

Por lo tanto:

  • El área de Religión es optativa par las familias. Cuando se matricula a un alumno, se puede elegir entre Religión Católica o Atención Educativa.
  • Si se desea cambiar de opción, habrá que hacerlo a lo largo de la primera semana lectiva del curso en Septiembre.